Explícame la parte bonita de la historia

----------------------------------------------------------------------------
Mi foto
Villaviciosa de Cordoba, Spain
Jim Morrison decía: "Y es por eso que me gusta tanto la poesía: porque es tan eterna. Mientras haya gente, se podrán recordar palabras y combinaciones de palabras. Nada puede sobrevivir a un holocausto salvo la poesía y las canciones. Nadie puede recordar una novela completa. Nadie puede describir un filme, una escultura, una pintura. Pero en tanto y en cuanto haya seres humanos, las canciones y las poesías pueden continuar...". O acaso: ¿Quien no se ha sentido alguna vez como un poeta atrapado entre el cielo y el infierno?".

"Los buscadores de sueños encuentran oro en cualquier parte"

----------------------------------------------------------------------------

viernes, 18 de diciembre de 2015

Hay`s


Hay serpientes de mala muerte que se esconden al verte.  Hay miedos más altos que el cielo y suicidas a los que se les quedan pequeños los rascacielos. Hay columnas en llamas y llamadas que se quedan en nada. Hay mujeres bonitas que jamás te echarán de menos. Hay barcas sin remos. Burdeles repletos de remordimientos y besos tan húmedos que no deberían ser ciertos.

Hay estatuas y muñecas de porcelana. Hay futuros inciertos y destinos dados por supuesto. Hay encrucijadas que te muestran una entrada y salidas llenas de dudas donde por muy elevada que sea la raíz cuadrada, siempre te sobra una. Hay sitios curiosos y otros preciosos. Bosques sin árboles. Sueños sin dueños. Miradas en mirillas a hurtadillas 

Hay llaves que no abren y cerraduras que no cierran. Paraísos abiertos al viento y un tiempo que ya no tiene donde caerse muerto. Caraduras llenos de ira. Amigos que se llevan a tu chica. Historias de amor que se van a la deriva. Cicatrices que no sangran pero te cantan al oído baladas tristes de trompeta.

Hay revoluciones sin Ches Guevaras. Hay estrellas de honor que no se clavan en uniformes. Hay un viaje alrededor de ninguna parte. Fuegos hastiados de rencor. Monedas sin acuñar y billetes manchados de sangre. Hojarasca y perros perdidos en el parque. Furia y horror en derredor

Hay leyes de gravedad que hacen que la manzana no caiga sobre la hierba. Hay diamantes sin precio. Hay besos robados en bares y restaurantes. Hay tratos bien hechos. Hay "Tus y Yos" que no se reprochan tanto. Hay momentos que nos hacen coincidir en espacio y tiempo y sin embargo en ese mismo momento sabes que un solo beso te hará saltar al precipicio.

Hay espejos sin reflejos. Pasiones ocultas y desatadas. Soldados sin botas ni fusil. Orgasmos llenos de melancolía. Hay vidas muy vacías y poetas sin poesía. Hay trincheras sin alambradas ni espinos. Hay señales sin humo. Montañas sin cumbres. Hay días aciagos y otros que no lo son tanto.

Hay infiernos sin caminos. Hay una historia contada por cada uno de nosotros y dentro de ella, hay dolor, pasión y desazón. Hay alma y corazón. Hay caídas libres hacia el universo perdido de tus ojos.


Hay … inspiración


viernes, 23 de octubre de 2015

La vida, larga, buena y libre




Los bailes, de pasión
los pasillos, en llamas
los camerinos, sin bailarinas
los escenarios, sin bambalinas

Los pistoleros, sin pistolas
Los que se arriesgan a besarte
aun a sabiendas
que no serán correspondidos
A estas alturas de la vida: ¡Qué más me da!

Los vientos, sin prisas
Las brisas matutinas, a demanda
El camino, hacia ninguna parte

El café, expreso, por favor
El amor, recién hecho
El sexo, como quieras hacérmelo
La cama, desnuda de sábanas y de ropa
La piel, suave como la de una amante

El imperfecto mundo
de donde procedemos
no es sino una transcendental epopeya
que vivir y surcar

Así pues, la compañía, grata, por favor,
Los amigos, de uno en uno
La sopa, caliente pero que no queme
La cerveza, todo lo fría posible

Las conversaciones, profundas
terminó la época de perder el tiempo
El Te quiero, si se dice, que sea sincero
de lo contrario, guardado queda más lindo

Si te he de observar,
pintaré cada una de las arrugas de tu piel

El Photoshop para las maniquíes 
a mí me gustan imperfectas
con medidas exigentes
y de esas que te dejan sin habla
con tan solo una sola mirada

La suerte, de cara
Los duelos, de espadas
El miedo, si ha de venir que sea
para morirse de miedo, de no ser así,
que se quede en casa escondido

Los secretos, mejor que sigan siéndolo
Las excusas, que suenen a verdad
La fidelidad, una mentira más que contar

La lealtad, la única verdad por la que luchar 


miércoles, 21 de octubre de 2015

Subterfugios y destinos ocultos




El vino derramado de la copa al brindar
El sueño que te obliga a no querer despertar
La salud de quien nunca la perderá
La esquina oculta de la verdadera libertad
El destino como incógnita imposible 
de un teorema circunstancial 
El Si Quiero que no te obligue a claudicar
Esos brazos gigantes de papá 
protegiéndote de los miedos y fantasmas del más allá
El recuerdo de mamá: Dime amor: ¿Donde estás?

La ciudad prometida, los vaivenes del dragón 
Los versos escritos desde el dolor
El corazón rasgado del león
La soledad de los mejores momentos
Una lagrima, una risa sin sonrisa, un amor perturbador
El camino que te aleje de la multitud 
y te acerque hacia el pretérito perfecto del quererte tú

La luz inmaculada de la felicidad
El precipicio, pero sin saltar
Las apariencias, pero sin engañar
La verdad de todas las malditas cosas
El jardín, la tierra, las rosas
La mujer, como amiga, como amante, como esposa 

El subterfugio como tu propia escapatoria 
La fe que no te condene a una oratoria
La manifestación de los sentidos como arte, 
como magia, como modo de vida
La clasificación de los sentimientos 
en verdaderos e importantes

La honestidad como seña inequívoca de identidad 
El mirarse a los ojos sin decir nada
La espada, pero sin afilar
La paz, siempre, pero sin guerra 
por la que tenérsela que ganar

El amor, el amar, el sentir, el vivir
El ir pero siempre para poder venir
El destino y el porvenir conjugados dentro 
de la misma propiedad conmutativa
Lo mismo me da que me da lo mismo

Ven, dame la mano y vente conmigo
Quizá no haya logrado convencerte
pero mi mundo es éste
Ven, pues, vente conmigo
...


sábado, 17 de octubre de 2015

Digámoslo así!



Agoté la eternidad de mis mejores horas. Consumí momentos y drogas. Viví tiempos inciertos y aquellos otros donde todo era juventud, locura y conocimiento.
Absorbí la vida por ósmosis transversal inversa. Y todo para descubrir que no existía la extenuante libertad. Concluí los teoremas sobre como sobrevivirte a ti mismo. Me vacié en arte y sentimientos. 

Terminé con el yo y con el tú de nosotros mismos; con el reproche y con la inexactitud prolongada a lo largo de mil y una noches. Acabé con la psicosis de la felicidad. Intentarlo es condición de ser, conseguirlo es trabajo de científicos.

Musité poemas de amor y como ninguna se daba por aludida decidí escribirlos a escondidas. Me gané pues, la potestad de creer en mis propios versos aunque más nadie lo hiciera.

Comprendí que el sentido de los días aciagos era que no tenían sentido alguno.
Me bajé varias veces del mismo tren y en todas las estaciones encontré la misma señal: ¡Vuelva por donde ha venido!.

Me imaginé un mundo de verdad, una tierra fértil donde poder albergar esperanza y solidaridad. Soñé con supuestos imposibles e impasibles. Me batí en duelo contra mis peores pesadillas. Nada da más satisfacción como derrotar a tus propios fantasmas.

Escuché gritar a las musas cuando me recriminaban que no podían quedarse a mi lado pero que tampoco podían marcharse de él: ¡Locas insensatas!.

Escudriñé el destino con estrategias post apocalípticas intentando hallar la quinta esencia, y entonces descubrí que yo no era precisamente un alquimista.

Salté del mundo en marcha ... oh no ... espera ... eso quizá fuese solamente un sueño escondido dentro de una epopeya. 

Bebí pócimas analgésicas que sabían a cielos nublados. Bajé por escaleras interminables hasta recorrer caminos insondables que no aparecen marcados en ningún plano. Y me caí ... y me levanté. Comencé de nuevo, desde el principio, pero con un fin muy distinto. Y me equivoqué después de haber acertado una y otra vez. 

Enfermé tres de cada cuatro días. Entonces, observé y aprendí. Quise irme y me fui. El quedarme solamente era posible hasta que mi presencia dejase de ser grata, como así fue. Entonces desaparecí, oculto como un as bajo la manga. 

Sonreí contigo y sin ti. Te hice el amor mucho antes de que tú me lo hicieras a mí. Tomé, bebí, sentí, amé, viví. Me embriagué de aromas, sensaciones y matices cotidianos, de esos que pasan desapercibidos para el resto de seres humanos: una caricia, un color, una nota musical, un lienzo, un dolor ...

Psicológicamente con los años me inestabilicé y si debo ser sincero este estado no pinta mejorar con el paso del tiempo. Para ser justos, después de todo esto:

miércoles, 14 de octubre de 2015

La estación se aleja del tren




La estación se aleja del tren. Las hojas dejan ir al viento y el cielo ya no susurra cuentos de invierno. Las personas más bellas son siempre las primeras en desaparecer.

Lo oídos sordos se contradicen mientras escuchan susurros y estrategias. Los dulces recuerdos se apartan del amor. Aquel blues pintado de azul oscuro casi negro, sigue sonando a melodías del pasado. Los sueños rotos nunca se recomponen por muy expertas que sean las osadas manos. Todo el oro de las mazmorras es oro perdido. Nadie esconde su alma en un establo si no es por una promesa anterior a su propio fracaso.

El boulebard giratorio ha cesado su movimiento de vaivén. Los suburbios de Harlem me siguen quedando demasiado lejos y la Torre Eiffel sigue sin impresionarme tanto como lo hace Notre Dame al amanecer.

El azul turquesa de tus ojos azules me sigue pareciendo fascinante. Así pues, no dejes de olvidarme y si no lo consigues sigue intentándolo. Yo seguiré esperando a que las luciérnagas me visiten una noche. No soy yo, somos los dos, como dos susurros con las alas rotas batiéndose en duelo hasta desesperar. 

Las canciones tristes suenan como estos versos, mientras que los poemas prohibidos sin embargo siguen custodiados bajo las llaves del silencio. 

Los cuartos menguantes siguen siendo solamente una parte. ¿Por que íbamos pues a resignarnos cuando queda tanto camino por recorrer?. 

Los perfumes de mujer son el aliento del guerrero. El aroma que impregnaba aquella habitación no era sino el sustento de un día más por el que luchar. ¿Y sin lucha que nos quedaría?. Soñar con la Tierra Prometida es una cumbre demasiado alta para escalarla, cuando las iglesias arden en ruinas. 

Los vuelos rasantes siguen siendo peligrosos pero cada vez mas veces nos lanzamos a ellos. Y sin embargo el andén número uno sigue siendo el mismo.


lunes, 5 de octubre de 2015


Se nos olvidaron las cosas importantes, dejamos atrás los juegos de pelota y los besos a escondidas tras las puertas. Olvidamos embadurnarnos de barro y pisotear con fuerza los charcos en medio de una tormenta sin importarnos la edad de nuestros años. Se nos olvidó sonrojarnos por el roce de una caricia prohibida. Olvidamos emocionarnos cuando una sonrisa furtiva apareció en el lado más fiero de nosotrosDejamos atrás lo fascinante que era escribir una carta a tinta y pluma. Y olvidamos el sabor a mezcolanza que suponía recibirlas.

Nos olvidamos de los sentimientos y de todos aquellos suspiros robados al tiempo. Nos olvidamos de decir "Te Quiero” porque sí, sin motivo, sin razón … Se nos olvidaron los trucos de magia y los as bajo la manga. Dejamos atrás los pellizcos en el costado cuando nadie nos miraba. Se nos olvidó besarnos por el mero hecho de besarnos. Si tú me amas y yo te amo:
¿Qué nos impide amarnos sin contemplación hasta que nos duela el corazón?

Olvidamos ser libres todos los días de nuestra vida. Olvidamos las promesas robadas a la vida. Se nos olvidó vivir como si mañana no hubiese un mañana. Olvidamos qué se sentía al sentir de verdad. Dejamos de ser jóvenes tan solo porque lo decía el DNI, cuando la verdadera edad está dentro del ir y venir; y del amar y del sonreír.

Cometimos perjurio y sin embargo aún no hemos caído en el infierno. Fuimos ilusos, nos creímos al mundo y observamos como el mundo jamás se detuvo a nuestro paso. Las estaciones siguen repletas de sueños frustrados. 

Se nos olvidaron las cosas importantes dejamos atrás los juegos de pelota y los besos a escondidas tras las puertas. Olvidamos embadurnarnos de barro y pisotear con fuerza los charcos en medio de una tormenta ...

jueves, 1 de octubre de 2015

Hice cuentas mentales




Hice cuentas mentales para llegar a la conclusión de que no me salían las cuentas. Y mientras tanto los nidos de abeja rondando la cabeza, las espinas clavándose como dagas entre los espacios intersticiales de mi ultima costilla y el precipicio que se abre hacia el alma cada vez más elevado.
La entropía aparece cada día entre quehaceres y tropiezos. Las sensaciones ocultas, los sueños incumplidos y los fantasmas del pasado escondidos entre los del presente. Los vientos del oeste soplando con fuerza, las encrucijadas de palabras haciendo crucigramas entre solsticios y anagramas.
Las caricias mientras más suaves más dulces, de eso no me cabe la menor duda. Las pasiones ocultas, mientras más prohibidas más tentadoras y los besos que saben a amante son aquellos en los que no puedes dejar de pensar nunca, por muchos años que pasen.
El eslabón perdido entre Dios y tu propio yo, sigue perdido. La suerte siempre tan altanera y esquiva. El cielo estrellado sin embargo, es como un pequeño bálsamo cuando al mirarlo, sabes que la única opción es siempre ponerte de su lado.
El miedo cada vez más comprensible. El dolor cada vez más aceptable. La esquina torcida de la felicidad sin enderezarse. El pulso de la vida jugando al escondite con el destino prometido. El camino hacia el paraíso no se encuentra ya ni con miguitas de pan.
Y mientras tanto, aquí seguimos algunos, dando forma a las crónicas de un mundo extraño y algo alocado al que aún así, seguimos llamando "nuestro mundo".

Hice cuentas mentales y descubrí que no me salían las cuentas y sin embargo no puedo dejar de contar. Y cuento palabras y cuento colores. Cuento cuentos a quien desea oírlos, cuento versos y poemas, cuento instantes, momentos y recuerdos. Cuento locuras e infiernos ... cuento comienzos y finales y cuando termino de contar ... me callo (pero en silencio sigo contando) ...

sábado, 14 de febrero de 2015

Manhattan por Febrero


Cuando me veo sorprendido por un viejo viento proveniente de Manhattan, sumerjo mi ego en un huracán de acontecimientos y me evado entre Plazas Navonas y pasadizos ocultos del más estridente Occidente. Si quieres ya no bailes conmigo, pero déjame que yo siga soñando con ciudadelas viejas, santas Sofías y mujeres tan bellas como Notre Dame y su río Senna. París, sin embargo, siempre me pareció mucho más que la Bohême de una bonita ciudad.

Si quieres no sigas bailando conmigo, pero lanza una moneda a la Fontana de la vida y al hacerlo, cierra los ojos y sueña conmigo. Deja que mis cantos de sirena zarpen hacia alta mar; entre iceberg e islas desérticas siempre existe algún buen lugar donde poder naufragar. ¡Naufraga conmigo, pues!

Los días, mis días, se me pierden entre callejuelas de Barrios Rojos y Arcos del triunfo, donde placer y peligro se me confunden con destino e infiernos. Y lejos de sentir dentro de mí un fracaso, a largo plazo, esta miel en los labios me sigue sabiendo a éxito. Allí donde los sueños se inventan y las pesadillas son infieles con cualquiera. Allí donde no existen Millas Reales ni rincones Kafkianos de Torres Eiffels. Si tú me lo pides, te diseño el plano falso del paraíso. Allí, entre las pirámides faraónicas de Egipto y la zona más Asiática del majestuoso porvenir.

El mundo de los locos se hace, poco a poco, más loco y si me besas yo te toco, y si te toco, entonces, extraigo fuego de los Fiordos mas fríos de tu corazón loco. Porque ya no distingo entre cuento e inventos y si tú no sales yo entro y si tú no me miras yo te miro y te guiño un ojo. El color azul Estambul y los dialectos del sur, son cultura y salud. Mientras, si me dejan, dejo escapar el humo de un buen puro habano y dejo caer, sobre la piel de tu muslo, los dedos de mi mano, así … muy despacio. Que puede que no distinga entre un buen bouquet, pero el vino siempre me fue bien a trago corto y en copa ancha. Así pues y aunque mucho yo no beba:

Si mañana no me llamas
te llamo yo por la mañana
porque aunque yo
no crea en los 14 de Febrero
me quito el sombrero
y te regalo ese paraíso falso 
que un día te prometí por Febrero
...


martes, 10 de febrero de 2015

Las Montañas Viejas



Entre las montañas viejas
y los planetas Tierra
entre Júpiter y Saturno
se abre medio mundo

El otro,
entre tragedia y comedia
se desvanece y aparece
insuflando aire a los valientes
y metiendo en vena, a los cobardes,
ocupaciones y miseria

No te des la vuelta
la frente siempre arriba
el cuerpo erguido
como el mástil de una bandera

El mundo es una trampa
pero la vida te muestra
la doble cara de la moneda

El cantar de los juglares
transmite leyendas e historias
La suerte, ingrata o conveniente
es una ruleta rusa abriendo
de par en par sus ventanas

Y a pesar de ir y venir
la mitad de la mitad de ese mundo
justiciero e injusto
es lo que nos queda por vivir

Ni cielo ni infierno
Ni Dios ni Demonio
ni tan siquiera tú o yo

Puede que todo esté escrito
o puede que todo inventado
pero me niego a seguir siendo un siervo
de un presente que cada vez que lo vivo
más me sabe a pasado

Y detrás de una huella antigua
solo queda una historia

Mis locuras son mías
si quieres te invito a un trago
y te muestro
donde transformo mis ideas
en quintas esencias


jueves, 5 de febrero de 2015

El amor y el amar


El amor entre dos nunca debió ser poner condiciones y obedecer. El amor es una máquina perfectamente orquestada. El amor es un beso entre dos enamorados cuando el amor aún no está adulterado. El amor es pasión, tiempo y dolor. El amor es una cortina de humo tras la que se esconden reproches y suspiros. Y al amar lo llamamos amor y al amor lo llamamos amar. Y amor y amar en medio del cielo o de la mar no son lo mismo y nunca lo serán: 

Amor es voluntad
Amar es revolución
Amor es corazón
Amar es libertad

Amor es eternidad
Amar es jugar a perder o a ganar
Amor es devoción y fidelidad
Amar es desnudarse y el diablo decidirá

Amor es dejar derramar tu sangre
Amar es vivir y morir a partes iguales
Amor es aguantar, sufrir y soñar
Amar es un beso entre dos amantes

Amor es recordar
hasta el final de la vida
Amar es entrar y salir del paraíso
en la misma noche de fiesta

Amor es un "Sí Quiero"
Amar es un Yo Quiero y tú ¿quieres?
Amor es un anillo en un dedo
Amar es desnudez y sensualidad

Amor son hijos y envejecer juntos
Amar es eso y todo lo demás

El amor es una obra de teatro donde actor principal y secundario se prometan a manos llenas, un amor verdadero que puede desaparecer a las primeras de cambio. Porque al amar lo llamamos amor y al amor lo llamamos amar y el amor se promete hincando la rodilla en el suelo y regalando flores encima de un escenario. Mientras que amar se ama a un hombre o una mujer, ya sea esposa, esposo o amante y al hacerlo, al amar, todo sabe de una forma diferente, salvaje y ardiente.

Al amor lo llamamos amar
y al amar lo llamamos amor
y no, no es verdad ...


martes, 3 de febrero de 2015

Y en esta vida


Y en esta vida cada día aprendiendo a vivir. Todos corriendo y yo sin quererme quedar atrás. Todo es mentira y todo es verdad dependiendo de la lupa con la que se observe el horizonte. Y mientras, a lo lejos, tierras firmes por conquistar con el única arma que nos quede: ¡La Libertad!

Las miradas desvanecidas entre lodos y nieblas y los besos que se pierden en el ocaso, como se pierde un arco iris de los que nunca se quedan y siempre aparecen de paso. El vino, el pan, la rutina y la risa; el placer, el amor, el sexo y la prisa. Mientras tanto, el tiempo desvaneciéndolo todo, con más o menos fortuna y con toda su ira y toda su brisa.

Las cuentas se hacen de una en una y si una noche contigo se enfada la luna y deja de derramar en tu sangre ese tarrito de esencias, se inventa uno una noche nueva para poder volver a beber y a amar. Y al hacerlo, se hace con ganas, rabia, dolor y libertad. Yo, hoy, que miro para otro lado cuando me paro a pensar. Yo, hoy, que ya no me compadezco de mis miserias. Yo, hoy, que ya no agacho la cabeza. Ya me dolió bastante la vida como para no saber discernir entre lo importante y lo banal. Lo importante siempre fue sobrevivir: ¡Ahora lo sé!

Pero si tienes algo que decirme, dímelo a la cara y no, no te equivoques sigo siendo igual de cobarde o de valiente como lo he sido siempre y lo he sido antes. Pero callarme, callarme ya no me callo. Callé y otorgué como si fuese un vasallo y recibí palo tras palo. Me reí, porque yo soy así y me trataron de payaso. Y esos a los que yo les resultaba tan burlón y tan payaso, esos recibieron de mí, una nueva sonrisa mas amplia que un universo y como futuro, un compromiso: "El de seguir, siempre que pueda, sonriendo". Yo, que escribo versos para alcanzar el estrellato de mi propia tranquilidad. Yo que no quiero púlpitos ni altares porque para mí desde hace ocho años el mejor premio del mundo es: "un buenas noches papá”.

Yo que sigo pensando que si en la vida hay algo finito, eso es el tiempo infinito de los mas infinitos lugares: ¡A la eternidad ya no me la creo!. El tiempo, lo único que hace es desgranar minutos, horas y segundos, dejando a su paso espinas y rosas cortadas por igual. Y el jardín llegará un día en el que dejará de procrear y las rosas se marchitarán. Entonces ni desde las más altas torres centinelas se podrá a lo lejos divisar la Tierra bella de Nunca Jamás. Y entonces el mundo se parará y será el momento en el que yo, con el permiso de nadie, me tenga que bajar.

Por ese motivo tan sencillo, no me trates como un estúpido por hablar, tirar para adelante y hacerlo sonriéndole a la vida. Yo que me bebo el vino a tragos cortos. Yo que no comulgo con nadie. Yo que solo tengo una cara, aunque en la parte más oculta de mi alma, haya una pequeña zona un poquito más canalla. Yo que por no ofender llevo cuarenta años ofendiendome a mí mismo. No, no me digas "chulo y guapo" y al darte la vuelta escupas sobre mi paso. No me quieras tanto, porque tanto, siempre fue demasiado.


Tú sigue marcando tu paso y deja que yo pise fuerte con el mío, porque en los cruces de espada de la vida, aunque nunca se me dieran bien, hoy, ni yo ni mi estado de ánimo estamos dispuestos a perder la partida ...



sábado, 31 de enero de 2015

Nos dijeron


Nos dijeron que no podíamos llegar. Nos dijeron que hacer el amor era un pecado si no había amor: ¡Qué karajo!. Nos prohibieron la libertad y las salidas nocturnas en soledad. Nos dijeron lo que estaba bien y lo que estaba mal, sin preguntarnos opinión alguna.

Nos prohibieron el ron y pusieron de moda una tal Ginebra, pero se olvidaron de Camelot. Nos dijeron no a las botellas, el hielo comenzó a derretirse como lo hacen los glaciares de polo sur y polo norte. Nos prohibieron la atracción que se siente referente a la mujer del prójimo, catalogando de herejía las cosas maravillosas por las que un hombre se siente hombre. Igualmente me vale la fórmula para la mujer.

Dijeron que no con normas, edictos y pronombres. Nos conjugaron los verbos  a su antojo y sin pretéritos imperfectos. Prohibieron con autoridad el ascenso al universo, como siempre, privilegio inequívoco de unos pocos.

Nos ganaron territorio con guerras frías y muchas palabras. Nos prohibieron el futuro y ajusticiaron el destino con tribunales de jueces corruptos. Vivieron nuestras vidas, mientras nosotros nos conformábamos con las migajas. Encadenaron a Peter Pam y el maravilloso mundo de los sueños lo tornaron de gris oscuro casi negro.

Nos dijeron que “no" a lo que debería haber sido un si rotundo, prohibiendo con autoridad el “si" al otro medio mundo. Mañana nos dirán  que besar a quien nos apetezca tiene como condena una cadena perpetua. Mañana, mañana ...


sábado, 24 de enero de 2015

Los pedazos de la vida


Los pedazos de la vida
cada verso de esta poesía
cada trono, cada losa, cada envidia

La suerte que muere de prisa
El amanecer del día a día
la esperanza tan maltrecha
el destino de los humildes inocentes

Los pies izquierdos
las puertas abiertas
las estaciones abandonadas
los bancos del parque tan solitarios y fríos

El pulso de cada latido
la bienvenida que aparece
tras recuperarse de una caída
los paraísos fiscales del alma

El dinero de los poderosos
el poder de los caballeros deshonrosos
el deshonor de unos pocos
y mientras los otros pocos soñando
con cuentos de hadas secundarios

Los enemigos disfrazados de amigos
y los amigos que mueren por tus bienes
las esposas y las amantes
los juegos prohibidos y los de palabras

El camino hacia delante
el destino de los que nada saben
la caída de los ángeles
el precipicio de los sangre azul

Y para azul, el cielo
que se extiende sobre las pasiones
de nuestras camas más canallas

Y para canallas
los que te desarman con una sola mirada
y dejan tu vida a la deriva
con un beso o con un brinda conmigo

Las mentiras que son ciertas
y las verdades que te mienten a la cara
cuando al mirarte directamente a los ojos
escupen fuego de dragón

La potestad del león
la sangre roja que brota del corazón
vive y sueña con lo que puedas
la baraja de póker está ya cortada

El horizonte sin corte
Los señores sin vasallos
Los caballeros sin sombrero
y el jaque mate de una reina a su rey

Las pequeñas cosas
aquellas tan pequeñas y maravillosas
las que te acercan a los sentidos
emociones, sensaciones y firmamentos

Las lunas en cuarto menguante
las estrellas fugaces que cruzan el cielo
y al verte, se frenan y te guiñan

Los pedazos de la vida
muros, piedras y noches en vela

Cada día un nuevo amanecer
te espera sonriendo
pero no temas, ya aparecerá alguien
que te la hará desaparecer
¡Sonríe pues!

Testigo mudo soy
de la gracia divina
y de la ingrata solidaridad terrenal

Entrégame pues
un pedazo de tu vida
y haré con él … poesía pura
...



sábado, 17 de enero de 2015

Se marchó de mi lado


Y como sin querer desapareció de mi lado. Como si fuese un duendecillo de esos que se cuelan por cualquier rendija. Y en la vida lo que se pierde difícilmente se recupera y si se hace pasa a catalogarse de segundas oportunidades. Y en muy pocas ocasiones las segundas fueron mejores que las primeras. El primer beso, el primer instante, la primera fuga, el primer verso. Y ella, sin embargo se fue de mi lado, como quien baja a comprar al mercado.

El mundo de Dios y el del diablo: ¿Por qué separarlos en dos mundos tan distanciados?. El cielo es una esquina del infierno donde nadie arde ni come caliente. Mas acogedor y donde las almas puras conviven en paz y armonía, o al menos eso dicen, puede ser. El infierno siempre nos sabe a alcohol y mujeres prohibidas. Nos sabe a hogueras, a fuego en derredor, a tridentes que saben a diablo. Y sin embargo ella se marchó de mi lado como quien le da una calada a un cigarro.

El viento de cola siempre trae hojarasca alborotando los pasos andados. Como las seis caras de un dado. Lánzalo con fuerza, la suerte nunca cae del mismo lado. Y ella, sin embargo, ya sabes, se fue de mi lado.

El amor, la pasión, el deseo. Es como un todo partido en trocitos. Como una vista atrás por si me dejo algo. Como un viaje hacia ningún lado. Como una experiencia maravillosa de la vida, que tiene principio y final. Como una obra de teatro con su escenario y bambalinas. Y sin embargo, ella me dejó como lo hacen los soldados.

No tengo excusa ni pretendo redención. Mis propósitos siguen siendo los mismos. Solo ansío vivir lo mejor que yo mismo me lo permita. No quiero lujos ni excesos, pero una noche en Manhattan con el amor de tu vida, aunque suene a exceso, una vez hecho, se queda en tu cuerpo. Pero, ya sabes, ella sin embargo se fue de mi lado.

Y ni Manhattan ni un desayuno con tostadas. Las musas son como las brujas, te embaucan, te atormentan y te aman. Y cuando dejan de hacer todo eso, te abandonan. No entienden de amores eternos. En sus vocabularios no existen palabras como fidelidad o lealtad. Ellas son libres como la palabra libertad. Y la mía, ya sabes, la mía, la que me amaba y me hacía compañía se marchó de mi lado.

Y las garantías de volver aunque sean mínimas, puede que existan. Los verbos dependiendo del país o del idioma hay mil formas de ser conjugados. Lo que para unos es sagrado, para otros es simplemente un sencillo tratado. Los manantiales de recursos son inagotables y aunque no crea que los caminos sean insondables si creo en la primera parte de esta historia, principalmente en esos versos que dicen:


 "El primer beso, el primer instante, la primera fuga, el primer verso". A eso nada hay comparable. Se fuese o no se fuese de mi lado.


miércoles, 7 de enero de 2015

Espero


Espero que tus pesadillas se vuelvan sueños de mediodía y qué la vida te sepa a cerveza recién servida y muy fría. Espero que te pierdas y que me encuentres entre una noche de copas y un brindis y que no te sepa a despedida. Espero un destino con una puerta giratoria que nos sepa a victoria.

Espero cambiar de sentido cuando te des de bruces con una encrucijada de caminos. Espero que el tormento y la alegría sigan llenando de versos mi poesía. Espero que las palabras sigan despertando todos los amaneceres de mis días y que el coraje de vivir no se marche nunca de mi lado.

Espero que cuando llores lo hagas con rabia, las mejores lagrimas son las que se lloran con ganas. Espero que nadie te haga sentir despechada y si alguien lo consigue, que te vuelvas fuerte como la piedra de una roca. Y si necesitas hacerlo, ya sabes, quítate la ropa, que importa.

Espero ser alguna vez y cuando deje de serlo, espero serlo otra vez para poder serlo junto a ti. Espero que el mundo dé tres piruetas mortales y que cuando caiga en vez de volver a arrastrarse se levante erguido como el mástil de una bandera. Yo me levantaré, levántate tú conmigo cuando caigamos.

Espero que los inocentes algún día de veras se ganen el cielo si de verdad creen en él, yo hace tiempo que dejé de hacerlo. Espero noches románticas  y hacerte el amor sobre unas sabanas blancas porque aunque no crea en el amor como antes creía, sigo queriendo hacértelo todos los días. Y si la fe o la iglesia me tratan de hereje por querer pecar sobre la piel de una mujer, que prendan la hoguera que ya me encargaré yo solo de arder.

Espero servirte de excusa. Espero hacerte sentir. Espero no comprometerte. Espero vibrar cada vez que me toques. Espero que un beso nunca nos sepa a despedida y si lo hace, que un "Good by my love” solo sea: ¨un hasta luego mi amor¨Espero vivir y morir en el intento si hay que morir por vivir. Espero saltar, tropezar y caer. Espero una llamada de vuelta. Espero toparme siempre con una puerta ya sea cerrada o abierta. Siempre existe algo maravilloso detrás de una de ellas.

Espero ilusionarme con un matiz, con un color, con un instante, con un hazme reír. Espero seguir creyendo que la Gloria y la Eternidad aunque no existan se las gana uno a fuerza de lucha y pundonor. O para que diablos tenemos un alma entre pecho y corazón.

Espero que la palabra egoísta, signifique amor propio y no lo que de por sí lleva implícita. Espero ir, observar y sobrevivir. Espero volverte loca de remate y espero que tu me lo vuelvas a miEspero verte feliz. Espero esperar una espera certera. Espero competir sólo conmigo mismo y no hacerte demasiado daño en el intento y si lo hago: ¡Lo siento!. Ya sabes, yo soy de esos que prefiere pedir perdón antes que permiso.

Espero
...


sábado, 3 de enero de 2015

El caos, la patria, la vida


El caos, la patria, la vida
Las banderas sin estrellas
Tu voz dentro de mi poesía

El solsticio de los verbos
que no matan
Las caricias que no muerden
pero atan 

El sol, la suerte, la espada
los campos de batalla
Las trincheras sin soldados
y en medio, solos tu y yo 
haciéndonos el amor 
hasta destrozarnos el corazón

La lencería que ella por si sola
reinos enteros destruiría
el camino a la perdición
sin fortuna ni redención 

Las puestas de sol
El destino del adiós

Cuatro astros perdidos 
y una cuerda floja 
donde practicar el equilibrio

Mientras tanto  
yo vibro con cada Tempo
y con cada Re sostenido
y lo hago porque la música
al menos en mi caso
amansa a mis diablos 

Cuatro puntos suspensivos
siempre fueron demasiado 
Para decir algo con sentido
antes, mucho antes, has debido
de perder alguna vocal de tu apellido

El diablo es uno mismo 
al que le ha crecido un alma dentro
y el infierno no es sino
otro más de tantos lugares
donde poder compartir una copa de vino 
con amigos, desconocidas y mucho humo

Lleno se halla de ellos
para qué escondernos más 
Si yo saco el as de picas
con una escalera de color me replicas 

Las cartas siempre boca arriba
es la única forma 
de ganar una partida

Y hasta para ello 
hay que saber 
que cada carta marcada es un delito
siempre que tu adversario
no sea advertido